Las principales compañías norteamericanas han empezado a reducir las partidas en marketing ante la peor crisis financiera desde la Gran Depresión. Sin embargo los ingresos de la publicidad en Internet no hacen más que crecer, y no a la manera de las tendencias, es decir, primero en EEUU y luego en el resto del mundo, sino simultáneamente en todos los países.

El caso de España a quedado al descubierto tras el último informe de IAB y Price Waterhouse Coopers. La inversión de la publicidad online ha alcanzado en el primer trimestre de 2008 la friolera de 307,24 millones de euros.

Este optimismo es muy positivo al venir a contracorriente. En una situación de inestabilidad, los anunciantes buscan el máximo ROI (Retorno de la Inversión). Gracias a las posibilidades de control y medición y al crecimiento del mundo 2.0 (redes sociales, blogs, foros…), la publicidad vive en plena crisis un momento de esplendor.

Tanto es así que, en su estudio, IAB predice un crecimiento del 20% de la inversión publicitaria, tal como ya anunciábamos aquí a raíz de otro estudio reciente de Zenithmedia.

Según Ricardo Molero, director de Zenithmedia, “sin duda los medios digitales saldrán reforzados con la crisis.” Para Manuel Alonso, experto en marketing digital de IE Bussines School, “el recorte general de inversión publicitaria supone el reto de conseguir los mismos leads (clientes potenciales) con menos impactos, así que se ha de buscar que éstos sean de más calidad, con mayor afinidad al target. Y es ahí donde la mayor capacidad de segmentación de la publicidad digital puede ayudar mucho.”