Cuando surge un medio distinto a los demás existen dos tipos de anuncio: el camaleón y la gacela.

Vamos a pensar en aquellos anuncios de principios de los años sesenta en la televisión española. La idea general que nos ronda la cabeza es de cutrez: pesados vendedores acartonados ante la cámara, trajes de rayas, y quizás una pequeña entrevista a una nerviosa ama de casa que recita de mamoria el papel. Estoy describiendo un anuncio camaleón. Confundidos unos con otros pertenecen a los anales de la publicidad en televisión, a todo eso que hemos superado. Olvidado.

Sin embargo, sí que guardamos la imagen del célebre anuncio de Colacao, que combinaba animación con una banda musical pegadiza. Es un anuncio gacela.

El camaleón es el anuncio que, en el nuevo medio, se comporta en mímesis a los anuncios del medio anterior, en este ejemplo, la radio. La campaña que “adapta” sus contenidos y mensajes a las nuevas exigencias del medio. La gacela, por el contrario, no adapta contenidos y mensajes, sino que los renueva, los replantea, y no se enfrenta a las exigencias del medio sino que se lanza a por las posibilidades.

Vivimos momentos de cambio a nuevos medios. Leemos a diario cifras, encuestas y estudios sobre la publicidad en redes sociales, el medio emergente que está consiguiendo reunir como ningún otro en Internet a los usuarios, por un promedio de tiempo cada vez más grande. Sin embargo, los banners en red social no redirigen a las páginas de los anunciantes tanto como deberían.

¿Por qué? Porque el anuncio camaleón, en este caso el banner en red social, funciona, pero no aprovecha al máximo las posibilidades. Sin embargo, algunas empresas de publicidad empiezan a aprovechar, a diseñar el anuncio gacela para redes sociales, que tiene mucho que ver con ésto, y que sin duda alguna revolucionará el concepto de publicidad.

Hay que ser vanguardistas, hay que estudiar e investigar a fondo el comportamiento frente al nuevo medio, y pensar que el éxito no está en la imitación del antiguo triunfo, sino en la elaboración del nuevo.