Ahora que la radio ya no parece servir para esto, algunos blogs actúan de guías para orientarse en los miles de discos que circulan por internet y permiten la descarga legal de alguna canción. Otros blogs, obviando las novedades, se encargan de bucear en discos raros y ocultos.

Con los CD al borde la extinción, la alternativa pasa por el intercambio de música digital, por su descarga (legal o ilegal) y, aunque parezca increíble, por el vinilo.

planetapop.jpg

Ahora se puede rescatar un disco que alguien ha subido a un espacio de almacenaje y distribución de archivos por internet como Megaupload (10 millones de usuarios en 2008), Mediafire o Rapidshare.

Los blogs musicales se erigen como alternativa a los programas de intercambio P2P, abren fronteras estilísticas hacia artistas desconocidos, crean polémica, marcan tendencias y reciben millones de visitas.

Vía ADN