Una pregunta que se hacen muchos anunciantes es: ¿hasta qué punto son fundamentales todos los medios sociales? Porque los internautas, que están presentes y activos en todos cada vez más, no prestan igual atención a la publicidad en todos.

Como hemos dicho aquí alguna vez, cada medio social tiene unas particularidades publicitarias y debe ser tratado y comprendido de manera individual. Esto lleva al fecundo debate de las formas de medición, en las que algunos estamos innovando mientras otros se obsesionan con el clic (más propio de los banners). Pero hoy vamos a hablar de uno de esos medios sociales que a veces mira el anunciante como prescindibles, desperdiciando su enorme potencial.

Twitter es una red social de microblogging, donde los usuarios pueden publicar sólo 140 caracteres por post (algo menos que un sms), que son de carácter público y se indexan en google. Algunas empresas, que se han lanzado a twitter de manera muy equivocada, han visto en twitter más peligro que oportunidad.

Esto se debe a que una empresa que cuida su imagen corporativa no puede permitirse usar los medios sociales a la ligera. Twitter es un híbrido entre el blog (porque es público y se basa en la creación de textos) y la red social (porque se crean redes de amigos entre los microbloggers y se publica contenido más personal que en el blog, por ejemplo: “subiéndome al avión para Brasil, con la maleta llena de condones y la novia bien engañada” -encontrado en twitter hace unos meses :x)

Twitter debe ser usado como complemento a un blog y a elementos corporativos de redes sociales como facebook. Llegar a darle el punto exacto y regular el contenido que aparece, es algo que hay que confiar a profesionales con experiencia. Si no, estás perdido.