Facebook vuelve a estar en boca de sus usuarios, en este caso no se trata de algo que ellos consideren positivo para su libertad y tranquilidad dentro de la red social. El motivo es que va a compartir los datos personales de los miembros de su comunidad con páginas webs asociadas.

La nueva política de datos de Facebook consiste en que una vez que uno de sus usuarios visite una de las páginas webs asociadas, sus datos serán transferidos automáticamente a sus nuevos asociados.

Si queremos ofrecer a los miembros de nuestra comunidad la posibilidad de disfrutar también fuera de Facebook de una experiencia provechosa en el terreno de las redes sociales, nos vemos obligados en ocasiones a poner a disposición de páginas y aplicaciones externas asociadas a nuestra plataforma los datos personales de nuestros usuarios cuando acceden a esas webs. Así justifica Facebook la decisión tomada.

Lo que está dando que hablar entre los usuarios de Facebook es el hecho de que no se les ofrezca la posibilidad de decidir por sí mismos sobre la acción de compartir su información personal con terceros.

Fuente: MarketingDirecto