Tras el revuelo causado en toda la comunidad de usuarios de Facebook después de que se incluyera una nueva cláusula en su política de privacidad, la red social ha decidido dar marcha atrás y eliminarla. Con esta ya desaparecida novedad, Facebook se reservaba el derecho de almacenar de forma “perpetua” los datos de los usuarios.

La nueva cláusula se añadió el pasado 4 de febrero pero tardó en convertirse en la comidilla de Internet debido a que estaba inmersa en el farragoso mar de palabras que son los contratos de política de privacidad. El nuevo contenido daba a entender que la red social podría hacer cualquier tipo de uso de los contenidos de los usuarios, aunque éstos decidieran eliminarlos.

Ahora, basándose en la “retroalimentación” con los usuarios, esto es, las numerosas quejas, el creador del portal ha decidido eliminar dicha cláusula. “Hemos decidido volver a nuestros antiguos términos de uso mientras resolvemos los problemas que la gente nos ha señalado”, explica el “padre” de Facebook Mark Zuckerberg en su blog.

Y no sólo eso, la red social considera que el texto resulta un tanto denso y difícil de entender y va a reescribirlo. “Yendo aún más allá, hemos decidido adpotar una nueva postura a la hora de desarrollar nuestros términos“, añade Zuckeberg.

Los términos de uso sufrirán “una revisión substancial” y los nuevos “reflejarán los principios” que Zuckeberg defiende sobre la política de privacidad de los datos, sobre cómo es la gente quien tiene el control de sus datos en Facebook. Estos nuevos términos serán escritos “en un lenguaje claro que cualquiera podrá entender”.

Fuente: LD