Leemos en el blog de Enrique Burgos un post muy interesante sobre el 2º Encuentro Anual de Fidelización y Retención de Clientes. Una de las conclusiones que nos interesan es la siguiente: es el momento de fidelizar. Pero nos preguntamos: ¿es ahora el momento?

Llevamos meses pensando que, si de verdad iba a llegar la crisis en la que estamos realmente, había que fidelizar. En nuestro caso lo conseguimos dedicándonos a perfeccionar nuestros productos de marketing para la optimización de medios sociales, y asegurando la eficacia de nuestras campañas de banners afianzando nuestras redes de blogs.

Hemos empezado así el año difícil con clientes satisfechos y un producto mejorado, y podemos dar algunas de las claves de nuestro éxito en este sentido. Las claves son siempre las mismas: un producto claro y bien explicado, un pronóstico real de las expectativas, optimizar costes, optimizar resultados.

Durante un tiempo, los cazadores de recompensas y las empresas más estables vivían en paz. En tiempo de bonanza los aventureros, los que tienen poco que perder y flexibilidad para lanzarse a tendencias de marketing poco estudiadas, podían respirar. Sin embargo ahora será más difícil. No es solamente que la competencia se recrudezca, es que en el cuento de la cigarra y la hormiga, ha llegado el invierno y será la hormiga que investigaba, ahorraba y perfeccionaba, la que triunfe.

Porque más allá de las piruetas, el secreto es la fidelización. Quizás sea un poco tarde para empezar ese largo camino.