Un grupo en facebook llamado Bust 4 Justice se quejaba contra la injusticia de que las tallas grandes de sujetador fueran más caras que las más usuales. La protesta, a la que se han unido 17.500 mujeres “pidiendo justicia para sus 35.000 pechos”, pretendían comprar una acción de Marks & Spencer para hacer llegar a la cúpula directiva su malestar.

No hará falta que lo hagan, porque la cadena ha anunciado que desde el 9 de mayo, las tallas grandes de sujetador costarán lo mismo. Este logro presenta una nueva relación entre marca y consumidor, inversa a la que generalmente comentamos por aquí.

Un problema desconocido para la mayor parte de los consumidores de Marks & Spencer, la diferencia positiva de precio entre un sujetador más grande y otro más pequeño, se convirtió gracias a la red social en motivo de protesta masiva, hasta el punto de modificar la tendencia.

Que una empresa enorme como Marks & Spencer escuche a los consumidores desde la red social, es una prueba de la atención que están poniendo las grandes marcas en Facebook, donde el intercambio de información entre clientes y empresas no hace más que crecer y crecer.

Fuente de la noticia: Los gozos y las sobras