Google valorará la clasificación de los resultados de una búsqueda en base a la relevancia de las páginas web, de acuerdo al número de sitios que las citan y la rapidez con la que cargue la página.

Matt Cutts y Amit Singhal en un artículo publicado en el blog oficial de Google comentan: “Habrá oído que en Google estamos obsesionados con la velocidad, en nuestros productos y en la web. Como parte de este empeño, hemos incluido una nueva variable en nuestros algoritmos de búsqueda: la velocidad del sitio”.

Una serie de estudios llevados a cabo por Google afirman que la medida tomada está justificada, ya que cuando una página web carga con lentitud los usuarios que visitan la web pasan menos tiempo en ella.
Además, señala que una página que se carga rápido también reduce los costos. El buscador a su vez señala que una página que carga más rápidamente reduce en costes.

En cambio, la rapidez de carga no va tener tanto peso como el número de citas o las palabras clave a la hora de situar una página en una posición superior o inferior tras realizar una búsqueda.

Google ha puesto a disposición de los diseñadores de páginas web una serie de herramientas para que comprueben las velocidad a la que carga la web.

Fuente: ElMundo