Si la prensa es el cuarto poder, los blogs son el quinto poder.

Internet ha hecho realidad la promesa de la comunicación interactiva a través de los blogs.

Pero los blogs no son sólo medios periodísticos: son también un sueño de marketing.

Merecen inversión publicitaria, para que puedan desarrollarse.

Este blog nace para reivindicarla.