Hace unos meses la última novela de Elfriede Jelinek, premio Nobel de Literatura, se publicó en su página web antes de tocar las librerías. En España, Alberto Vázquez-Figueroa, uno de los más vendidos en todo el mundo, ha decidido publicar su nueva novela en Bubok.

El sector literario es uno de los más reacios a penetrar en Internet. El libro es un objeto muy valorado, y los lectores prefieren tenerlos en papel, editados con calidad… Un libro en .pdf en la pantalla del ordenador, o impreso en flolios de offset, nunca podrá competir con el atractivo de un ejemplar bien editado.

Pero existen y son cada vez más populares los soportes como Bubok, donde los escritores publican online sus libros en pdf (a precios muy bajos) y dan al lector la opción de comprarlo en impresión bajo demanda, enviándosele el ejemplar a casa. Esta es una buena forma de aunar libro online y físico, un equilibrio que borra la amenaza que representa para los escritores y lectores la suplantación del ebook.

Algunas editoriales combinan la impresión bajo demanda con la tradicional. Aquí un ejemplo.

Además, las ganancias de un autor editando por ejemplo en Bubok son cuatro veces mayores que las de uno que edita con una editorial normal. Alberto Vázquez-Figueroa ya ha traspasado todos sus títulos a Bubok, donde pueden conseguirse a precios bajos. ¿Seguirán otros autores reputados sus pasos?

Fuente: El Mundo