La semana pasada eMarketer sacó a la luz su estudio “Suscriptores, fans y seguidores” que investiga las diferencias entre el email marketing, Facebook y Twitter en cuanto a su influencia sobre la lealtad de los usuarios hacia las marcas.

Según los resultados, los seguidores de una marca en Twitter demuestran más lealtad hacía ella y tienen más posibilidades de realizar una compra posterior que los fans en Facebook. En concreto, el 37% de los entrevistados están dispuestos a comprar los productos de una marca después de haberla seguido en Twitter, en cambio solo 17% de los usuarios que han clicado a “me gusta” en Facebook realizan una compra posterior. Los números son muy parecidos cuando hablamos de usuarios que recomiendan una marca. Un 33% de los seguidores de Twitter declaran que van a recomendar la marca que siguen, en cambio solo el 21% de los fans de en Facebook hacen lo mismo.

¿Atrae Twitter una audiencia más receptiva a los mensajes de marketing? Parece que sí. Según los especialistas, el comportamiento del usuario en las redes sociales suele seguir la pauta “Facebook es para gente que conozco y Twitter para la gente que me gustaría conocer”. Además, los que siguen marcas en Twitter en su mayoría entran en el segmento “tecnoingfluenciadores”, mientras que los usuarios de Facebook suelen ser “usuarios medios”.

Sin embargo, las marcas todavía se muestran más receptivas hacia Twitter como plataforma publicitaria. El problema es que muchos usuarios de esta red abandonan su cuenta al poco tiempo de abrirla, pero los que deciden seguirla, utilizan la plataforma sobre todo como fuente de noticias (respectivamente ofertas, promociones, etc). En cambio Facebook no tiene tan buena utilidad como fuente de noticias: no todas las publicaciones de los usuarios aparecen en nuestro muro. Así que, aunque en Facebook las marcas logren un mayor número de fans, en Twitter se obtiene un mejor “ROI”.

Fuente: Social Media Today