La televisión no quiere que Internet le arrebate su potencial publicitario y ya empieza a actuar a su imagen y semejanza. ¿Televisión 2.0 o simple mimetismo en las técnicas de publicidad? En un momento en que se plantea la televisión digital como única alternativa, la publicidad en Internet marca el paso y la dirección.

Hablamos de esto porque la marca Procter & Gamble ha lanzado una campaña para el quitamanchas Tide to Go, basada en un concurso entre los consumidores a través de su web: Tenían que crear una parodia del anuncio que Tide to Go metió en la SuperBowl, obra de Saatchi&Saatchi, en la que un hombre de Recursos Humanos tiene que entrevistar a un candidato, y no puede apartar la vista de la mancha que lleva éste en la camisa.

La parodia ganadora y las tres finalistas serán emitidas como campaña de promoción del quitamanchas de bolsillo. Todo esto es fruto de una estrategia que combinó el marketing en Internet y televisión, puesto que el concurso se gestionó y dio a conocer desde la página www.mytalkingstain.com, a la que los concursantes enviaban sus vídeos. Se pedían situaciones en las que el quitamanchas sirviera de rescate y consiguieron una gran participación. Los usuarios podían ver los vídeos, asignarles una puntuación y subir los suyos en un entorno de diseño 2.0 totalmente interactivo.

Posiblemente iniciativas como ésta sienten un precedente en un nuevo ecosistema de comunicación en el que la participación del consumidor es la única vía posible. Y la participación es el punto fuerte de la web 2.0.