En televisión el prime time ronda los 3.000.000 de espectadores y la presencia de las marcas tiende a ignorarse (cambio de cadena, se ven pero no se atiende)

En internet, cada visionado en youtube es intencionado. El vídeo se ve de principio a fin (si no, no contabiliza).

La presencia de las marcas es alimentada por los usuarios.

Los vídeos de explosiones de mentos y cocacola han conseguido más audiencia que cualquier anuncio en prime time