El verano es un buen momento para investigar. El sector reblandece hasta cierto punto su presión, y empresas como Addoor, desde la que se hace este blog, pueden dedicar sus recursos a una investigación más intensa que el resto del año.

Por otra parte, este verano, que es el primero con Facebook en la cresta total de la ola en nuestro país (¡ahora parece mentira que en junio siguiéramos recibiendo invitaciones de Hi5!), ha demostrado que la red social no descansa. Si bien la blogsfera tiene menos actividad durante estos meses (y también menos tráfico), en verano se ve todavía más movimiento en Facebook.

Esto nos permite seguir investigando en la tendencia claramente marcada de este año, buscar nuevas formas de llegar al consumidor sin resultar molestos o cargantes, sin que tachen a nuestros clientes de spam. El verano es un gran momento para seguir trabajando.