¿Muerte del target o renacimiento?

Un artículo de la revista Marketing Directo enfoca los cambios de la sociedad de la información desde el punto de vista de la muerte del target. Titula sin titubeos al artículo: «El target, del cajón al nicho«. Nos parece interesante este artículo en tanto que propone una vía de supervivencia clara. Vamos a hacer algunas matizaciones.

El consumidor ya no es un sujeto pasivo, sino un ser responsable, y cualquier estrategia de marketing que trate de seducirlo con viejas técnicas sólo conseguirá quedar en evidencia. El cambio a digital de la comunicación es en este sentido menos importante que el cambio del comportamiento del consumidor.

El marketing, por tanto, debe ser más flexible, más inteligente, más dinámico. No tiene valor la antigua estrategia anual o semestral totalmente planificada porque ahora los consumidores entran en diálogo. Esas respuestas tienen las claves sobre cómo continuar una campaña.

Pese al título fatalista del artículo, propone cuatro pasos para encontrar ese target escurridizo:

1. «Buscar las comunidades online relevantes para su producto, intereses o imagen.» Allí se genera información de gran interés, el target habla y se describe a sí mismo en torno al producto.

2. «Identificar a los líderes de opinión, es decir, aquellos individuos denominados creadores que tienen una gran influencia en su comunidad por crear contenidos y opinión.» Estos suelen ser líderes en foros, aunque lo más frecuente es que sean bloggers. Actualmente, la presencia de influenciadores es un factor indispensable a tener en cuenta en una campaña de marketing.

3. «El siguiente paso es una fase de observación.» Captar de forma inteligente lo que se dice, lo que se espera, lo que ha satisfecho y lo que ha defraudado. Hay que estudiar cómo funciona la conversación que genera nuestro producto.

4. El último paso es apasionante: Entrar a formar parte de la experiencia. Ser uno más en la conversación, discutir o charlar, animar, reenfocando totalmente si fuera necesario el interés de la campaña. Es un momento de experimentación en este tipo recién nacido de marketing.

Los que estén hoy a la vanguardia, llevarán toda la ventaja en el futuro. ¡Y todos hablan de la tendencia marcada!

Fuente: Marketing Directo

La medición y segmentación del marketing interactivo, vacuna contra la crisis económica

Los mayores anunciantes españoles indican que sus inversiones en marketing directo e interactivo están creciendo como consecuencia de la recesión económica. Casi una tercera parte del total de la inversión (28,5%) se dedica a estos tipos de marketing, y la razón, según el informe, es la capacidad para segmentar y realizar mediciones.

Estos datos son parte del «Observatorio de Marketing Directo e Interactivo 2008», el informe que realiza cada año la foto fija del sector a partir de los datos proporcionados por una muestra de 218 anunciantes seleccionados entre los mil primeros anunciantes españoles. La Asociación de Agencias de Marketing Directo e Interactivo (AGEMDI-FECEMD), la Asociación de Anunciantes (AEA) y Correos presentaron esta última edición.

Ha sorprendido que el 77,5% de las empresas encuestadas realicen actividades de marketing directo e interactivo, porcentaje mayor que en 2007. El 82,2% de las empresas realiza actividades de márketing online.

Estos son algunos de los datos interesantes:
-Las redes sociales en internet son utilizadas por el 22,5% de los anunciantes.
-El 28,9% afirma usar blogs
-El 31% participar en comunidades online.
-Las inversiones en motores de búsqueda y palabras clave alcanzan cifras importantes, siendo la SEO (optimización de motores de búsqueda) usada por el 65,5% y la SEM (publicidad pagada en buscadores) empleadas por el 48,6%.
-Con relación a la eficacia, los entrevistados valoran positivamente los resultados y un 68% los considera mejores o mucho mejores que los obtenidos con otras disciplinas.

En inversión, la media de incremento fue de un 42,7% con respecto al año anterior (7,4 puntos mayor), y un 75% de los encuestados afirmó que había incrementado el gasto en publicidad on-line y marketing directo.

Fuente: Interactiva Digital