Hemos leído una noticia curiosa, que dice que la aplicación gratuita más descargada de la historia del iPhone es este advergame de Barclays. Verdaderamente el juego parece muy divertido y bien trabajado, y sobre todo, no excesivamente corporativo: se maneja a un hombre bajando un tobogán acuático infinito, como en el anuncio de Barclays, pero no se abusa del logo.

El 80% de los usuarios de teléfonos móviles juega con las aplicaciones, y el 34% lo hace varias veces por semana. En el mundo del iPhone, las descargas de aplicaciones gratuitas superan los 500 millones. Si bien mucha gente no vuelve a usar una aplicación desde el momento posterior a la descarga, ahí es donde el atractivo de la misma juega un papel más importante.

De todas formas, los juegos para móviles ya no son la serpiente del Nokia. Ahora hay una calidad cada vez mayor, y los programadores empiezan a querer mayor rendimiento económico. Muchos modelos traen demos con opción de descarga, abriéndose un nuevo mercado de entretenimiento en que, como siempre, lo gratis va a ir primero.

Las marcas pueden aprovechar esta situación y ofrecer contenidos.