Arancha Piney. jefa de R.R.H.H de Addoor  

Arancha Piney,
Jefa de RR.HH en Addoor

Desde hace unos años vengo escuchando las necesidades de conciliar la vida familiar y profesional; sin embargo, cuando nos enfrentamos a este tema surgen varias cuestiones.

¿Se trata de conciliar la vida familiar o hablamos de un concepto más amplio, e incluimos el concepto de conciliar la vida personal (al fin y al cabo no sólo somos padres o madres)? ¿Conciliar es una necesitada para todos y todas? En un momento de crisis económica, social y moral como el que estamos viviendo, ¿cómo encaja un concepto como este? ¿Qué agentes sociales deben liderar este tema? ¿Es viable en todas las empresas y para todos los trabajadores o sólo está dirigido para aquellos trabajadores que no ocupen puestos de responsabilidad? ¿Es una cuestión de género?

Teletrabajo esquema

Son muchas preguntas, pero en mi opinión casi todas se responden con dos palabras: flexibilidad y responsabilidad, que podemos unificar en teletrabajo. Ojo, con esto no quiero decir que conciliar sea lo mismo que teletrabajar, sólo que puede ser una solución para muchos casos.

Sin embargo, hoy sólo me voy a centrar en la primera cuestión. ¿Vida familiar o personal? Creo que es necesario no hablar sólo de la vida familiar sino más bien de conciliar vida laboral con lo personal.

Si bien es cierto que nos armamos de valor para pedir/solicitar medidas de este calado cuando hay un niño y/o niña que reclaman nuestra atención, esto no significa que no haya otra serie de actividades de índole personal que son de suma importancia para cada uno de nosotros. Y como profesional de los RRHH, hay que tener muy en cuenta este tipo de cuestiones a la hora de motivar a la gente y retener a los talentos que hay dentro de una organización.

Cuántas veces nos hemos encontrado que la gente se desplaza a Madrid desde diferentes provincias termina abandonando la empresa porque quiere volver a casa, bien porque no se adaptan a esta ciudad, bien porque la calidad de vida que han conocido no lo encuentran en Madrid, por temas familiares, etc., etc., etc. ¿No merece la misma consideración que un padre y una madre que no quiere ausentarse de su casa desde las 7:00 hasta las 20’00? ¿No merece la misma implicación del dpto. de RRHH? Yo creo que sí, es más, desde RRHH hay que buscar soluciones para los diferentes problemas que surgen porque se trata de buscar un equilibrio entre lo personal y lo profesional, entendiendo “lo personal” como algo mucho más global que la familia.

En ese momento también empezaremos a no discriminar a las mamis, porque habrá otras variables a tener en cuenta cuando alguien quiere conciliar…

¿Pero cómo medimos que una acción como el teletrabajo funciona correctamente? Aplicando algo que en RRHH nos suele dar mucho miedo: KPI’S. Como son los objetivos para cada puesto, la productividad personal y de empresa, antigüedad media, encuestas de clima. Si medimos todas esas variables, podemos demostrar que el teletrabajo es productivo, aumenta la motivación y retiene el talento.

Tengo la suerte de trabajar en una empresa exigente que hace que se busquemos soluciones globales a las necesidades particulares… y poco a poco vamos dando respuesta a esas necesidades porque la gente ha demostrado responsabilidad a través de la consecución de objetivos, aumento de la productividad, y por tanto merecen la flexibilidad que aporta el teletrabajo.

Por esta razón, nos pareció una idea genial que Addoor participara el pasado 22 de Junio en “El día de la oficina en casa”. Iniciativa patrocinada por varias empresas y asociaciones como son Microsoft, Fundación Mas Familia, Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, Fundación ONCE, entre otras. Fue todo un éxito ya que en un mes consiguieron la participación de más de 400 empresas y 167.000 trabajadores.

Para mí la razón del éxito está clara: el teletrabajo es viable, una herramienta más que beneficia a todos: empresa, más productividad y menos costes; trabajadores, mejor calidad de vida y de trabajo; y el medio ambiente, menos humos y más salud. Una medida productiva de conciliar la vida personal con la profesional. Ojala se sigamos realizando más!!!

humor