Como todo el mundo sabe, los vendedores de coches norteamericanos son expertos en convencer a un cliente indeciso. Sin embargo, muchos se pasan de insistentes y dan al gremio tan mala fama que decir Car Salesman es casi lo mismo que “zorro”, “pesado” o “listillo.”

Eso no quiere decir que no sean unos verdaderos expertos en marketing y publicidad. La verdad es que ver a uno de ellos en acción casi da ganas de comprar un pedazo de chatarra recién pintado, con tal de poder tomar notas y aprender del oficio de publicista. 🙂

Para demostrar que van siempre a la vanguardia, vemos hoy publicado en Marketing News un artículo revelador. “Los concesionarios de coches también aprenden el arte de hacer virales”. El marketing viral, una de las formas más innovadoras de anunciar, requiere complicadas campañas y cuidadosa planificación. Pero de entrada, no viene nada mal que el contenido, el anuncio, tenga un carácter interesante por sí mismo, y un verdadero encanto viral.

Los vendedores de un concesionario Hyundai y Kia de Carolina del Norte han colgado un vídeo que está convirtiéndose en un fenómeno viral: “Tired of Being Badgered” (Cansado de ser fastidiado). Juega con esa imagen turbia del vendedor de coches, y se aprovecha de su fuerza en la mentalidad norteamericana para hacer publicidad desde una nueva postura.

Y todo esto demuestra que los vendedores de coches norteamericanos sí que saben ir a la vanguardia de la publicidad.