AdverGaming, la publicidad como reto al consumidor

La tendencia que se impone en la publicidad online es el publicontenido. Dar al internauta la posibilidad de divertirse o informarse usando contenidos patrocinados, orientados a la promoción. En el publicontenido, la marca necesita reforzarse, ser clara, porque es la marca lo que tiene que generar el contenido. Desde el widget al minijuego en red, las posibilidades están creciendo.

El Advergaming es una de las nuevas ramas del publicontenido. Se trata de pequeños juegos en red que pueden estar patrocinados con una cortinilla, o bien diseñados exclusivamente para la campaña, como éste. La idea es que el anuncio enganche, divierta. Muchos de los microjuegos publicitarios se integran en un widget que puedes descargar en tu escritorio.

En 2009 la tendencia va imponerse. Como decíamos en un post reciente, usando las palabras de César Núñez, director de Addoor, «un banner es como un folleto, y un widget se parece al objeto promocional.» El folleto va a la basura y del banner te puedes olvidar si no pinchas en el momento; sin embargo somos muchos los que escribimos las notas en casa con un bolígrafo promocional y las pegamos en la nevera con un imán publicitario.

Si además de serte útil el anuncio te divierte, como es el caso del Advergaming, la efectividad se dispara. Los expertos en marketing ya se han dado cuenta, y leemos, con cierta confianza, la siguiente noticia: Barack Obama: el rey del Marketing y la publicidad in-game.

Bien, Obama es hoy presidente de EE.UU.

Fuente de la noticia: Puro Marketing

En los malos tiempos, recuérdales lo que haces mejor

Ante una crisis como la que tenemos encima hay dos opciones. La primera, reducir costes quitando presupuesto de los departamentos y funciones más prescindibles. La segunda es afrontar la escasez como una oportunidad para diferenciarse.

Estrategias en costes y estrategias en diferenciación son dos posturas estudiadas, y son muchos los que piensan que hay que optar por la segunda. Todos pueden reducir los costes, pero en los malos tiempos la marca, el prestigio y la innovación serán lo más importante. Y cuando la crisis haya pasado, quienes hayan optado por hacerse fuertes estarán por encima de los que, por miedo, debilitaron su imagen.

Pedro Reinares, profesor de Marketing de IE Business School, explicaba que aquellas empresas que deciden reducir su inversión publicitaria y sus acciones de comunicación para hacer frente a la crisis económica, “están cometiendo un error de libro”.

Según Reinares, lo que hay que hacer no es reducir, sino optimizar lo que hay. Mantener cien y rendir doscientos. Los anunciantes, según el experto, deben recordar que la crisis es una amenaza, pero lo es para toda la competencia. Por tanto, una buena estrategia de comunicación puede ayudar a desmarcarse.

Fuente: Puro Marketing